Cuando nos enfrentamos a la situación de poner en venta nuestro negocio, son muchos los elementos que debemos tener en cuenta. Miles de asuntos que resolver como encontrar comprador, negociar, tramitar todo el papeleo,… Y seguro que te asaltan dudas como: ¿lo estaré haciendo bien? ¿Lo habré vendido demasiado barato? ¿Me han timado? ¿Por qué me piden tantos detalles?

Es de sobra conocido que en Canal Negocia queremos ayudarte para que realices la venta de tu estanco de la mejor manera posible, sin grandes complicaciones y entre particulares. Así que a continuación enumeramos los 6 errores más comunes que se producen en la venta de un estanco. Lo sabes bien, la información es poder, y conociendo estos detalles de antemano puedes llevar la venta de tu estanco de una forma totalmente exitosa.

Toma nota porque aquí van los seis errores que no debes cometer:

  • No poner el precio de forma adecuada. Muchas veces una venta se frustra debido a un precio de salida excesivamente alto. El primer filtro de los compradores es el precio del negocio, por lo que un precio desorbitado y fuera de lo que marca el mercado va a hacer que nuestro negocio genere muy poco interés.

¡Ojo, que también podemos vivir la situación inversa! Fijar un precio muy bajo puede provocar recelo entre los compradores y generarte ansiedad y arrepentimiento. ¿Podía haber sacado más? ¿He malvendido mi estanco? Son preguntas que no queremos que tengas que hacerte.

Detalles como volumen de ventas, beneficios, situación, titularidad y calidad de las instalaciones y un análisis de la oferta existente en el mercado te permitirán fijar el precio óptimo de venta.

  • Confundir precio con valor. Muchas veces se utilizan ambos conceptos como sinónimos, pero a la hora de afrontar una venta no lo son. Precio es el dinero a pagar para la adquisición de tu negocio. Como hemos comentado, el cruce de distintos elementos pueden aportarnos una cifra real y ajustada a mercado que puede ser el precio de nuestro negocio.

Pero el valor va mucho más allá y en su concepción confluyen elementos objetivos y subjetivos, tanto para el vendedor como para el comprador. Su principal característica es que no depende tanto de la oferta y la demanda, pero sí de las personas, ya que influyen en su definición el riesgo de la inversión o las perspectivas de negocio.

  • No preparar la documentación del negocio para la venta. Y este es un error que arrastraremos a lo largo de toda la operación de compraventa, ya que nos perjudicará a la hora de fijar el precio de venta y ralentizará todo el proceso. Más vale empezar la casa por los cimientos que por el tejado. Tener toda la documentación preparada antes de iniciar la venta te ahorrará carreras y disgustos.
  • No planificar la venta del negocio en sí. Seamos sinceros, aunque en Canal Negocia queremos que la venta de tu negocio sea algo fácil y sencillo, no puedes vender un estanco como si vendieras las pesas de gimnasio que ya no utilizas. Te recomendamos que elabores un plan de venta donde contemples todos los escenarios posibles para que puedes dar una rápida respuesta a todas las situaciones que se planteen. Con ello ganarás en tranquilidad y agilizarás todo el proceso.
  • No atender convenientemente a posibles interesados. Parece un consejo absurdo, pero la experiencia nos dice que tenemos que advertirlo: Si alguien muestra interés por tu negocio, trátalo como si fuera el comprador de tus sueños, porque puede serlo. Responde amablemente, atiende sus solicitudes y mantén una comunicación fluida. Ese comprador puede ser tu comprador, no lo dejes escapar ni lo espantes.
  • No entregar la documentación a posibles interesados en la compra de tu negocio. No estamos diciendo que al primero que te pregunte le mandes el expediente de tu estanco, eso sí que no. Pero si ves que alguien está realmente interesado no pongas trabas a la venta. Esa persona va a realizar una inversión importante y es completamente normal que quiera disponer de toda la documentación al respecto.