Cuando te lanzas a la venta de tu preciado negocio, hay un montón de consideraciones a tener en cuenta. Probablemente no seas un experto en la materia y sea la primera venta de este tipo que realices, por lo que es completamente normal que cometas algún error.

En Canal Negocia te contamos cuáles son los errores más habituales que se cometen a la hora de afrontar la venta de una administración de lotería. Evitarlos está en tu mano y supondrá un paso más hacia una venta exitosa.

Comencemos por el principio. Has decidido poner en venta tu administración. De hecho, has llegado a nosotros para registrar tu negocio y que figure en nuestro escaparate, pero ¿has planificado la venta? No planificarla puede suponer un gran escollo. Estamos hablando de una operación de miles de euros, no se puede tomar a la ligera, como si estuvieras vendiendo tus viejos discos en una plataforma de segunda mano. Traza un plan de venta, plantéate todas las situaciones posibles que puedan darse e intenta tener una respuesta satisfactoria para cada una de ellas. Con ello podrás marcar los pasos en la venta de tu negocio. Tendrás el control, lo que probablemente se traduzca en una venta óptima. Además, tener previstos distintos escenarios y respuestas reducirá la ansiedad ante el proceso de compraventa.

Prepara toda la documentación necesaria. No solo la que necesitarás en las primeras fases, también la que hará falta al finalizar el proceso. No tener este punto previsto puede ser tedioso. En la venta de una administración de lotería se genera mucho papeleo y trámites, adelantarse a ellos nos permitirá agilizar la operación y ofrecer respuestas más rápidas a los posibles compradores.

Una vez tenemos claros estos dos puntos de ‘preparación’ es importante fijar un precio correcto de venta. Establecer un precio de venta muy alto puede frustrar toda la operación. Sabemos que para ti es importante realizar la venta y que te reporte el beneficio deseado, pero ten en cuenta que hay que marcar el precio acorde a unos criterios objetivos. Aquí intervienen la situación del negocio, sus beneficios, volumen de ventas, cuenta de resultados, instalaciones, calidades, cartera de clientes y oferta y demanda del mercado. El análisis de todos estos elementos podrá guiarte a la hora de fijar un precio de venta razonable y óptimo.

Aquí es importante que no confundas valor y precio, uno de los errores más habituales a la hora de comprar y vender cualquier cosa. Se supone que para calcular el precio se tienen en cuenta elementos objetivos. El valor va a ser algo más subjetivo, cada uno puede verlo de una manera. Por ejemplo, el riesgo de una operación no será igual para un inversor solvente con una cartera de negocio inmensa y rentable, que para un pequeño inversor.

Otro error garrafal, pero desgraciadamente más recurrente de lo que nos gustaría, es no atender convenientemente a los posibles compradores. Nunca sabremos si un interesado puede acabar siendo la persona que se haga con tu negocio, así que hay que atender a todos como si fuesen ‘nuestro comprador’. Responde a sus dudas, no tardes en contestar y sé amable. Si no puedes o no quieres dar alguna explicación o documento, házselo saber de la mejor manera posible, razonadamente. Ten en cuenta que si para ti la venta es importante, también lo es para quien debe desembolsar el dinero. Por lo que es normal que quiera estar totalmente informado sobre tu administración de lotería y sus características.

Por último, y al hilo de lo que hemos hablado antes, no pongas trabas a la hora da facilitar documentación. Es razonable que un posible comprador quiera tener acceso a cierta documentación sobre tu administración de lotería. Valora si es una solicitud razonable y, en caso afirmativo, házsela llegar. Una comunicación fluida y documentada puede llevar a una venta exitosa.