Como hemos comentado en anteriores ocasiones, el mundo de los estancos genera gran interés por la rentabilidad y estabilidad que aportan este tipo de negocios, pero también por su complejidad. Parece que todo lo envuelto por un halo de misterio despierta mayor atención y a su alrededor pueden generarse informaciones y rumores que no siempre se corresponden con la realidad. Por eso, desde Canal Negocia vamos a intentar explicarte de manera sencilla qué es un estanco, quién y qué normas lo regulan y cuáles son los requisitos indispensables para ser el titular de uno.

Los estancos en España tienen más de 400 años de antigüedad, siendo una de las instituciones más antiguas del mundo. Se trata de un monopolio del Estado que depende  del  Comisionado  para  el  Mercado  de  Tabacos  y  la  superior autoridad  de  la  Subsecretaría  de  Economía  y  Hacienda,  a  través  de  la  Red  de Expendedurías de Tabaco y Timbre.

Esta red está compuesta por unas 13.000 expendedurías. Para cubrir la demanda en todos los rincones del país, el Comisionado convoca periódicamente nuevos concursos para otorgar nuevas licencias. Éstas se otorgan por 30 años que empiezan a contar desde que se transmite por primera vez.

Los estancos, o expendedurías de tabaco y timbre, son una fuente de ingresos muy importante para el estado español. Éstas mueven en España un volumen de negocio de 12.000 millones de euros al año, de los que 9.000 millones van a parar directamente a las arcas públicas. Pero, además de ser unos generadores de ingresos magníficos, también son unos valiosos aliados en la lucha contra el tabaquismo. Su profesionalización supone la puesta en marcha de medidas para evitar el acceso de los menores al consumo de tabaco, protege a los adultos de los oligopolios y garantiza la legalidad y la calidad de los productos.

Las expendedurías se clasifican en:

  • Expendedurías generales, cuya actividad principal es la venta de tabaco y timbre del Estado pudiendo combinarse con la venta de otros productos. Deben ubicarse en locales independientes con acceso directo desde la vía pública y pueden tener carácter permanente o temporal.
  • Expendedurías espaciales son las situadas en el interior de recintos ocupados por organismos públicos.
  • Expendedurías de carácter complementario, en las que se compatibilizan otras actividades comerciales con la venta de tabaco y timbre, no siendo ésta la actividad principal.
  • Expendedurías interiores son las instaladas dentro de mercados, galerías comerciales o grandes almacenes.

El cambio de emplazamiento de un estanco debe ser aprobado por el Comisionado para el Mercado de Tabacos tras la tramitación de un expediente administrativo. El establecimiento puede desplazarse a un máximo de 1.500 metros y deben respetar las distancias mínimas entre estancos (150/200 m2).

En cuanto al titular de un estanco,  debe ser siempre una única persona física. Una vez adquirido el negocio, no podrá venderlo hasta pasados 5 años, de no ser que exista una imposibilidad sobrevenida y justificable de gestionarlo.

Leyes que regulan el sector de los estancos

Las leyes que regulan el sector de los estancos proceden de diversas áreas. Pero las principales a tener en cuenta son:

  • Ley 13/1998,  de  4  de  mayo,  de  Ordenación  del  Mercado  de  Tabacos  y Normativa  Supuso la liberación del sector mayorista, Mantenimiento del régimen de monopolio para el comercio al por menor de labores  de  tabaco y la creación del Comisionado para el Mercado de Tabacos.
  • Real Decreto 1199/1999, de 9 de julio, de desarrollo de la Ley de Ordenación del Mercado de Tabacos y Estatuto Concesional de la Red de Expendedurías de Tabaco y Timbre. Establece el régimen jurídico del comercio y recoge los derechos y obligaciones de los concesionarios.
  • Real Decreto 1676/2011, de 18 de noviembre, que desarrolla la ordenación del mercado y su normativa tributaria y regula el Estatuto Concesional de la Red de Expendedurías de Tabaco y Timbre.
  • Real Decreto 748/2014, de 5 de septiembre, por el que se desarrolla la Ley 13/1998, de  4  de  mayo,  de  Ordenación  del  Mercado  de  Tabacos  y  Normativa Tributaria, y se regula el estatuto concesional de la red de expendedurías de tabaco y timbre.

Si quieres profundizar más acerca de la normativa legal a la que están sujetos los estancos y sus propietarios, regístrate y accede a nuestras guías.